Una hija de la Unión Cerrajera de Mondragón

La Cerrajera Moderna ELMA S.A. se constituyó en 1924 de la mano de 7 socios, algunos de los cuales eran antiguos operarios de la Unión Cerrajera de Mondragón.

El objeto de la sociedad era la fabricación y venta de toda clase de artículos de cerrajería, tornillería, ferretería y piezas fundidas de hierro colado.

Posteriormente pasaría a denominarse GELMA, S.A. En la actualidad, de lo que fue un amplio conjunto de instalaciones fabriles, quedan solamente las antiguas oficinas, construidas en 1930 y hoy reconvertidas en espacio productivo.
Este edificio es una interesantísima obra de arquitectura industrial que se ancla en tradición más decorativista; precisamente la vinculada a los edificios representativos, como las oficinas. Frente a un interior marcado por la presencia de elementos ornamentales, en su interior las formas arquitectónicas se diluyen a favor de la funcionalidad de los espacios.