Explotación mineral a las puertas de la Villa

 El conjunto de minas de las que se extraía mineral de hierro en Bilbao hunde sus raíces en los años finales del siglo XIX. En concreto, las minas San Luis, Abandonada y Malaspera comenzaron su actividad en 1900 y estuvieron activas hasta 1970.

Formaban parte del conjunto de explotaciones del llamado Coto Miribilla, un área que ha sufrido una fuerte restructuración urbana en los últimos años, convirtiéndose en un barrio residencial lleno de construcciones de nueva planta.

Algunos elementos de la mina San Luis, como el horno de calcinación o la galería de saca de material, en la que quedan algunos raíles, permanecen en el barrio como continuadores de su carácter minero original.