El barrio con olor a pan

La constitución en 1902 de la empresa Harino Panadera dio como resultado una de las más importante harineras industriales de Bizkaia. La sociedad aglutinó a prácticamente todas las firmas dedicadas a la elaboración de pan y harinas y centralizó la producción en unas nuevas instalaciones en Vista Alegre (Bilbao).

Se conserva el edificio de molienda, construido en hormigón armado, con gran parte de su maquinaria original, declarado Conjunto Monumental en el año 2005.
Uno de sus impulsores, Juan José de Irala, fue también el promotor del barrio Iralabarri, nacido en torno a la fábrica. Allí se construyeron cuatro bloques para las personas que trabajaban en Harino Panadera, pero también viviendas adosadas de dos y tres alturas, con jardín y huerto trasero, para la incipiente clase media bilbaína (lo que Irala llamaba « los obreros de la oficina y el mostrador»). Levantado entre 1908 y 1918, Iralabarri contó, además, con escuelas, iglesia, banco, economato y su propia línea de tranvía urbano.